Skip to content
22 marzo 2014 / Enrique Dubois

Hackeando tu vida – III. Beneficios del optimismo realista

En este post voy a hablar de una de las consecuencias de tener creencias positivas o limitantes (ver post anterior) que más nos afectan a nivel individual y colectivo. Se trata de la diferencia entre ser optimista y ser pesimista. 

Estuve hace una semana asistiendo a una charla de Emilio Duro en la que basaba casi todo su discurso en la importancia de ser optimista y es bien cierto que el serlo o no serlo determina en gran medida la marcha de nuestra vida y nuestro éxito (bajo parámetros generales). Recomiendo escucharle ya que su estilo es muy cómico y es como “un gurú a la española.”

El optimismo realista

El optimismo se podría definir como la interpretación y posterior actitud positiva que hacemos frente a los sucesos pasados, presentes y futuros de la vida. Como ya sabemos la realidad es subjetiva  y una misma cosa o suceso puede ser interpretado como negativo, neutro o positivo. Una persona que tenga tendencia a interpretarlo de forma positiva se podrá considerar optimista.

Por tanto el optimismo es un catalizador para configurar nuestras percepciones y dar fuerza a nuestras creencias positivas. Como ya sabemos dichas creencias positivas producirán pensamientos, palabras, acciones, hábitos y resultados positivos y esto se reflejará en el estado de nuestra vida interior y exterior.

Por desgracia en nuestra sociedad impera el sentimiento colectivo pesimista, ya que nuestro subconsciente está programado para prestar más atención a lo negativo que a lo positivo para facilitarnos la supervivencia. Así en un paseo por el bosque generalmente prestaremos más atención a sus peligros que a la belleza de las flores por ejemplo. Y una de las consecuencias de este sentimiento generalizado, es que se ha atacado el optimismo como una especie de negación de la realidad o ingenuidad. Es un comportamiento sociológico y psicológico muy frecuente el “atacar” todo lo diferente y aquello que no logramos para auto complacernos. 

Optimista_y_Pesimista
Por eso me lanzo a escribir este post, porque considero que esta actitud es una creencia negativa que impide el total desarrollo del potencial de las personas y de la sociedad. 

Una cosa es ser ingenuo y autoengañarse y otra ser optimista mientras se es realista. Con los pies en el suelo y consciente de la realidad. De forma consciente una persona puede concentrarse en todo lo que suma para potenciarlo evitando lo que resta, que fomenta el desánimo y quita las ganas de mejora. Dicho de otro modo, se puede ver el vaso medio lleno al mismo tiempo que somos conscientes de que falta por llenar la otra mitad.

Perjuicios asociados al Pesimismo

-Problemas de salud: Quizá uno de los puntos más importantes. Ser pesimista está asociado a problemas de estres, ansiedad, depresión, menor esperanza de vida, enfermedades cardiovasculares, tales como ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

-Resultados negativos: Ante una visión pesimista de las cosas no se dislumbran las numerosas oportunidades que tenemos siempre en cualquier ámbito. Además esto conlleva a un sentimiento de apatía y desánimo y nos dificulta crecer como personas y en la vida.

dr.-disaster-pessimistic-El victimismo: Una de las principales causas de la infelicidad es no hacernos responsables de lo que nos acontece y una actitud pesimista produce que estemos quejándonos en lugar de buscando soluciones y trabajando en ellas pues de todas formas pensamos que no va a salir bien.

-Entorno social negativo: Si algo he aprendido en mi experiencia empresarial es que el refrán “dios los cria y ellos se juntan” es muy cierto y que los semejantes se atraen. Con una actitud pesimista y por tanto con mal humor lo normal es atraer a personas que también tengan esa actitud y así se refuerce su visión negativa de la realidad. Como comentario adicional, un entorno social negativo multiplica estos efectos negativos y hace más difícil salir del agujero.

-Sufrimiento en el mundo: Las creencias limitantes y actitudes pesimistas no contribuyen a disminuir el sufrimiento y desigualdades en el mundo. Uno se siente que no va a conseguir nada y por ese motivo ni siquiera lo intenta. El no confiar en el poder de cada uno es la peor profecía auto cumplida.

Beneficios asociados al Optimismo

diez

-Mejor salud: Diversos estudios afirman que una actitud optimista en la vida nos dota de mayor vitalidad y mayor esperanza de vida, menos grasa, peso normal, presión arterial mas baja, y mejora la actividad en el cíngulo anterior y en la amígdala, que son las mismas áreas cerebrales que parecen funcionar mal en casos de depresión. A la vez favorece la  actividad  de un tipo de células del sistema inmunológico denominadas T-killer que se encargan de destruir a los microorganismos nocivos.

-Buenos resultados. Con una actitud optimista uno está más atento a las buenas oportunidades incluso en tiempos de “crisis” (en chino también quiere decir oportunidad) y de forma consciente se pueden potenciar los aspectos buenos para seguir creciendo.

-Entorno social positivo: El optimismo genera normalmente buen humor y nos hace más capaces de ayudar y escuchar a los demás. Además al igual que decíamos antes, es probable que nos rodeemos de otras personas optimistas y que todos estos efectos positivos tengan un efecto exponencial. Además favorece la autoestima y ambos factores ayudan a que la persona tenga más confianza en sí misma y sea más sociable.

-Mayor creatividad: Siendo optimistas somos capaces de construir soluciones ante la adversidad y diseñar ventajas y soluciones frente a los problemas nos convierte en seres activos en continua renovación, capaces de dar rienda suelta a nuestras capacidades y potencial.

-Bienestar psicológico: El optimismo permite tener esperanza e ilusión (a poder ser sin olvidar el realismo), ganas de vivir, felicidad, perseverancia, voluntad, pasión, confianza, coraje, etc. Además una actitud optimista te conciencia y motiva para lograr el bienestar psicológico, por lo que sigues conductas saludables tales como hacer ejercicio físico, comer una dieta equilibrada y dormir suficiente.

-Paz y bienestar en el mundo: Una persona optimista creerá posible el cambio y por tanto lo intentará contribuyendo a salvar y mejorar vidas y disminuyendo el sufrimiento en el mundo.

Niveles de optimismo

Como en todo, hay distintos grados o niveles, y puede darse el caso de que uno se sienta optimista y en realidad no lo sea tanto, como he visto en varias ocasiones recientemente. Lo mejor es observarse a uno mismo, las palabras (¿usas mucho la palabra “no” o “pero”?) , los sentimientos (¿te sientes frustrado o desanimado?), las acciones (¿te quejas mucho?) y en general la marcha de la vida propia, para darse cuenta de lo optimistas que somos o podemos ser. Un truco sencillo también es realizar algún test como los que circulan por Internet. Aqui uno de ejemplo.

Me gustaría animarte a que intentes ser más optimista por los beneficios antes enumerados. Como todo en la vida, hay gente que nace con una mejor predisposición genética pero el optimismo no siempre se trae en los genes. Es, sobre todo, una actitud adquirida y para aprender a serlo no hay edad.

84_optimismo_thumb_a

Cómo ser más optimista

Como cada cambio que queremos hacer, el primer paso es identificar y aceptar el cambio que queremos dar de forma consciente.

Lo segundo, realizar las acciones que nos lleven a conseguir nuestro objetivo. En este caso, bastará con observar las creencias limitantes y los hábitos negativos y tratar de sustituirlos por positivos (como hablo en mi post anterior). Una técnica que por lo visto funciona es la de estar durante 21 días recordando cada noche antes de dormir las cosas positivas del día ( y si damos gracias por ello pues mejor!). 

Por lo visto cuando se hace durante un tiempo como 21 días el cerebro se adapta a identificar las cosas positivas y se convierte en un hábito.

Recomiendo ver este video de TED en el que el psicólogo Shawn Achor experto en psicología positiva explica esta técnica y sus beneficios.

19 marzo 2014 / Enrique Dubois

Hackeando tu vida – II. Nuestro sistema de creencias. Creencias positivas y limitantes

Tras el anterior post en el que explicaba la parte consciente y subconsciente de nuestra mente, he creído oportuno seguir rápido con este nuevo post dado que está muy relacionado y puede ayudar a entenderlo mejor y por tanto a entendernos mejor a nosotros mismos y a los demás.

Cómo funciona nuestra mente:

subconsciente

Si os fijáis todo empieza con los estímulos externos que percibimos con los sentidos o experiencias, que recibimos del entorno.

Dichas experiencias o estímulos externos los filtra la parte consciente  (idealmente siempre pero en la práctica rara vez…) y rápidamente nuestra parte subconsciente la analiza en virtud de sus creencias para luego dar como resultado una acción de cualquier tipo que puede ser desde una reacción física externa, emocional, corporal, etc.

Pongamos unos ejemplos para ilustrar esto:

serpiente

 

-Si tras levantar un tronco vemos (estimulo visual) una serpiente, nuestra mente subconsciente nos hará alejarnos inmediatamente de ese estímulo para protegernos, porque tenemos “programado” que las serpientes equivalen a peligro.

 

lluvia

-Si nos despertamos y vemos que hace un día lluvioso, nuestra mente subconsciente nos hará sentir que no es un buen día y hasta es posible que nos influya en el estado de ánimo durante todo el día.

Pero vamos a complicarlo un poco y así vamos a entender mejor como funcionamos:

En el primer caso anterior, si nosotros somos unos amantes o estudiosos de las serpientes, al ver la serpiente nuestro cerebro subconsciente nos hará observar sus características y hasta es posible que nos acerquemos o la toquemos si sabemos que no es peligrosa. En el segundo caso, si somos campesinos o estamos en una zona seca, nuestra mente subconsciente hará todo lo contrario y nos generará emociones de alegría y felicidad.

Y lo mismo para un cuchillo, que puede ser un arma o una herramienta de cocina, o un embarazo, que puede ser una bendición o un problema. Todo depende de nuestras creencias. Como dijo Anaïs Nin que “las cosas no son como son, sino como somos nosotros”.

Nuestro sistema de creencias

 

Por eso se dice que la percepción construye la realidad, y que la interpretación que nosotros hacemos de las cosas es lo que determina nuestra vida, pero bueno, estoy yendo muy rápido, volvamos al tema.

ordenador

 

Por lo tanto, podemos comparar a nuestro cerebro subconsciente y sus creencias como un ordenador con su sistema operativo y memoria almacenada.

Vale la pena ahora recordar que usamos el cerebro subconsciente en el 90-95% de los casos de nuestra vida por lo que es fácil entender lo importante que son las creencias que tengamos “programadas”.

 

Para ayudar a la comprensión del tema, llamaremos a unas creencias positivas y a otras limitantes. Las positivas son las que nos facilitan crecer o progresar en felicidad y bienestar interno, profundo y duradero con nosotros mismos y los demás (no confundir con emociones y sentimientos fugaces de alegría, euforia o placer que pueden ser causados por muchas cosas externas por ejemplo las drogas), y las negativas las que nos alejan de esos objetivos. Podríamos decir que esto ya es una creencia en sí misma pero lo importante es ver que un tipo de creencias llevan a un tipo de situaciones y otras llevan a otro tipo. Sobre la elección y preferencias de cada uno ya no me meto dado que es un asunto complejo y la capacidad para el libre albedrío del ser humano es inabarcable.

En mi opinión una programación con creencias “positivas” equivale a una vida plena, constructiva, en paz y felicidad, mientras que una programación con creencias “limitantes” equivale a una vida destructiva de estrés, miedo, agresividad, ira, culpa, necesidad, e infelicidad.

Y además de controlar nuestra conducta, tema principal de este post, los últimos experimentos científicos en el campo de la Epigenética incluso muestran que dichas creencias regulan la expresión de los genes e incluso contribuyen a reescribir nuestro código genético, y es que aun no sabemos todo el potencial de nuestra mente.

Cómo se originan y crean estas creencias.

 

Las últimas investigaciones y tal como explica Bruce Lipton en su libro “Biología de las creencias” explican que el 90% de las creencias se forman desde el quinto mes de embarazo hasta los siete años de edad.

embarazo

Por lo visto desde que estamos dentro de nuestra madre, ya vamos tomando nota “del entorno” y de si lo de ahi fuera es un medio “hostil” (me imagino que será en el caso de que nuestra madre esté estresada, discuta mucho, sufra, tenga una vida poco sana, haya ruidos desagradables, etc) o más bien agradable  (imagino que lo contrario que lo anterior). Yo que no tengo mucha experiencia con bebés, si que he podido observar que hay unos que se asustan ante todo y que parecen estar llorando todo el día, y otros sin embargo con cara de felicidad y más bien serenos.  Si hasta ahora pensábamos que era puro azar o solo genética, ahora ya vamos entendiendo más otros motivos.

 

Durante los primeros años, nuestra mente se dedica a aprender y “chupar” toda la información sobre el medio, para ir construyendo nuestras creencias sobre el mundo, el futuro y nosotros mismos  que luego actúan creando suposiciones y prejuicios que determinan en ciertas ocasiones la forma de sentir y de pensar, condicionando la actitud y los procesos de toma de decisiones.

Es por esto que muchos religiosos decían “Dame los primeros siete años de vida de un niño y te diré lo que será el hombre del mañana”.

Por cierto hago un inciso para aclarar que en estos primeros años de vida la mente consciente no está del todo formada y las creencias se crean y forman más por imitación y observación que por explicaciones. Así si a un niño le explicas que hay que ser generoso pero luego observa que sus padres no lo son, sin duda el niño crecerá sin ser generoso.

Queda claro con esta información que más allá de la herencia genética (que dicen afecta en un 30%), el carácter, forma de ser, virtudes y defectos de las personas se debe en gran medida a la capacidad de los padres. ¿El problema común? El pez que se muerde la cola: unos padres con creencias limitantes o equivocadas, las transmitirán a sus hijos hasta que haya una evolución de conciencia en la vida adulta del niño antes de tener hijos.

Recomiendo ver este video al respecto:

Las creencias limitantes

 
En este post, voy a centrarme en las limitantes, ya que son las que en mi opinión abundan más y nos perjudican a todos quizá debido al primitivo estado evolutivo de la humanidad.

Las Creencias Limitantes como hemos visto proceden del entorno en el que hemos vivido, la experiencia y/o las opiniones de los demás y son los principales motivos que pueden detenernos en momentos cruciales de nuestras vidas, aun siendo invisibles para nosotros.

Controlan muchos de nuestros pensamientos y comportamientos, y disminuyen o impactan negativamente en nuestro día a día, los resultados de nuestros objetivos, nuestro estado de ánimo, nuestra relación con los demás, etc. 

Si la mente es una fantástica e increíble herramienta, lo que sucede al tener creencias limitantes, es que se convierte en nuestro peor enemigo y un continuo saboteador de nuestros objetivos.

Estas creencias actúan como profecías auto-cumplidas, ya que actúan como puertas o barreras a lo que podemos hacer.

Recomiendo ver este video a modo de ejemplo, sobre cómo los elefantes de circo quedan quietos cuando los atan con una cadena a una estaca clavada en el suelo pudiendo soltarse o romper la cadena con facilidad. La explicación de por qué no lo intentan es que esta cadena atada a la estaca se la atan a la pata cuando los elefantes son pequeños y por tanto les crea la creencia de que no se pueden librar de ella.

 

Ejemplos de Creencias Limitantes:


He decidido ir un paso mas allá y escribir creencias limitantes bajo mi criterio incluyendo algunas que he tenido yo y otras que veo en gente a mi alrededor. ¿Cuántas de ellas tienes o has tenido?

Creencias limitantes personales frecuentes: Causantes de la no consecución de objetivos y aspiraciones personales.

-Necesito y dependo de cosas externas para ser feliz: Esta es de las más generalizadas y la que más insatisfacciones genera ya que la felicidad condicional es el mejor camino a la infelicidad, ya que es insaciable y siempre depende de algo más.

-Triunfar es cuestión de suerte: Quita valor al esfuerzo que es lo verdaderamente importante.

-Piensa mal y acertarás y más vale malo conocido que bueno por conocer: Nos convierte en pesimistas y condiciona nuestras elecciones y pensamientos.

-Es malo llorar o expresar mis sentimientos: Con frases como lo de “llorar es de nenas” para hombres o “llorar te hace mas fea” para mujeres se consigue reprimir sentimientos, dificulta la comunicación, siembra frustración y hasta problemas psicosomáticos.

-No merezco triunfar ni voy a encontrar ningún trabajo interesante: Probablemente nacido de un mensaje que nos decían de pequeños por la propia frustración de nuestros progenitores.

-Está mal equivocarse: Creencia nacida del miedo a la vergüenza o al error, que evita muchas experiencias de aprendizaje y crecimiento.

-Seguro que esa chica/chico me dice que no le intereso, y mejor me evito el ridículo: Creencia nacida del miedo que evita conocer a personas que pueden aportarnos mucho a nuestra vida.

-El rechazo es algo malo: Con esto no lograrás más que evitar aproximarte a nuevas personas, y por tanto dejarás de lado suficientes conexiones sociales importantes.

-Si nadie ha hecho esto antes será una mala idea: Creencia pesimista que impide el desarrollo de nuevos proyectos y la innovación.

-Esto de la informática, Internet y redes sociales es para los jóvenes: Creencia nacida del miedo al fracaso que impide que gente mas mayor aproveche las bondades de la tecnología.

-No sirvo para hablar en público: Creencia nacida del miedo al fracaso por alguna experiencia previa negativa y que nos impide intentarlo y mejorar.

creencias-circulo

Creencias limitantes colectivas: Causantes del bajo nivel evolutivo del ser humano y la poca conciencia mundial, y por tanto de gran parte del sufrimiento del ser humano. (Por suerte creo que empieza a cambiar)

 

-La vida es una lucha constante donde impera la ley de la jungla. La ley del más fuerte: Creencia muy extendida por la comparación con el mundo animal y por los errores y las equivocaciones o desafortunadas interpretaciones de las teorias del evolucionismo de Darwin. Los últimos estudios ya avalan que la evolución y el progreso es resultado de la cooperación y no de la lucha, y además la fuerza evolutiva es más fuerte en los “débiles” pues tienen que adaptarse para sobrevivir y no en los “fuertes” que no lo necesitan.

-La genética determina las enfermedades, carácter y salud de mi vida: Creencia muy extendida a día de hoy por la información errónea extendida hasta hace dos décadas y que limita la total responsabilidad que tenemos sobre nuestra vida.

-El amor es condicional por pura biología e interés: Fomenta el hábito tóxico de introducir la “contabilidad” en las relaciones con lo de que “te debo una” y con lo de que debemos dar tan solo a quien nos corresponde. El amor es incondicional y altruista, y de lo contrario es apego u otro tipo de relación.

-Esforzarse, estudiar y hacer las cosas bien es de tontos: Creencia nacida de la frustración de algunos que no lo consiguieron y por tanto fomentan que nadie lo intente, fomenta la pereza y vagancia.

-En el mundo hay más gente mala que buena. Nadie regala nada. Todo en la vida tiene un precio: Son creencias nacidas del miedo y egoismo que fomentan que nosotros mismos actuemos también así.

-Hay que tener precaución y miedo con la gente diferente: Una creencia nacida del miedo que nos impide conocer gente maravillosa y que da lugar a sentimientos de xenofobia y racismo.

-Tengo que favorecer y cuidar a los míos antes que a los demás: Una creencia muy generalizada que no hace más que fomentar el egoísmo.

-Los animales están a disposición de los hombres para consumo, experimentación, etc.: Un grave error que está causando sufrimientos en millones de seres sintientes en el mundo. Este prejuicio de superioridad es similar al anterior con la esclavitud, las mujeres, con el racismo, etc.

-Las ONG’s son todas corruptas y no vale la pena colaborar: Es una excusa que nuestra mente egoísta nos dicta para no colaborar.

-Todos los políticos son malos: Nos impide confiar en nuevos políticos honestos o incluso dedicarnos nosotros a la política.

-Hacer la cosas bien no sirve de nada pues mi cambio no influye en el total: Es la opción cómoda que nos dicta nuestra mente egoísta para evitar que hagamos nada.


¿Cómo cambiar una creencia?

 

En el caso de que hayas identificado alguna creencia limitante como propia, o en algún ser cercano y quieras ayudarle, te estarás preguntando cómo se puede hacer. Déjame decirte que la creencia de “Yo soy así no puedo cambiar” es nuevamente una creencia limitante dado que SI se puede cambiar y mejorar. Naturalmente cuanto antes mejor; en un libro se habla de las creencias como si fueran surcos de una montaña que crean unos caminos por la que bajan nuestros pensamientos y actuaciones. Cuanto menos profundos estén estos surcos más fácil será ir por otros caminos, y por otro lado es normal que cuando se quiera bajar por otro camino cueste al principio hasta que se establezca el nuevo “surco” así que ante todo tenemos que plantearnos esto con paciencia.

mongolia-2010-1186

1) Lo primero de todo, hay que animarse, porque si hemos sido capaces de reconocer una creencia limitante ya tenemos gran parte del camino realizado. Tomar consciencia y arrojar luz sobre ella, sobre lo que nos limita, hará que sea más fácil disolverla.

2) Lo segundo, imaginar y plantearnos una creencia positiva en sustitución a esta creencia limitadora, e imaginarnos cómo sería nuestra vida y en qué nos afectaría si nos creyéramos esa nueva creencia.

3) Lo tercero, como cada cosa nueva que aprendemos, consistirá en repetir y entrenar dicha nueva creencia, cada día, cada semana, cada mes, así hasta que la creencia antigua se disuelva y sea sustituida por la nueva. Esta es la parte más difícil pues requiere que tengamos que “cazar” a cuando la creencia limitante activa alguna reacción. Por mi propia experiencia os puedo decir que cada vez se la caza más rápido hasta que llega un momento en el que desaparece.

nuevacajadecreencias

He escuchado a científicos como el Doctor Mario Alonso Puig y algún otro, que hablan de las conexiones neuronales que pueden ser modificadas mediante la voluntad, y que por tanto podemos establecer nuevas conexiones. Yo me imagino que debe ser un tema análogo con las creencias y que dichas creencias quizá en el cerebro son esas conexiones. 

Otra técnica que ayuda mucho es prestar mucha atención y modificar nuestro lenguaje utilizando en lugar de términos peyorativos, negativos y limitantes, otros términos de estilo más positivo.

Me gustaría terminar este post con estas frases que creo reflejan el poder que tenemos mediante el uso de la conciencia.

Si cambias tus creencias y tu actitud verás que cambiará todo a tu alrededor.

Nosotros somos nuestro peor enemigo.

Las barreras están más dentro que fuera de nosotros.

Tanto si crees que puedes o que no puedes es cierto.

15 marzo 2014 / Enrique Dubois

Hackeando tu vida – I. Consciente y Subconsciente

Introducción:

Hace ya meses que no escribo en el blog pues no encontraba asuntos que me motivasen a ello, aunque los que me seguís en Twitter o sois amigos míos ya sabéis que hace un año aproximadamente me ha dado por aprender y difundir conocimientos sociales, psicológicos, naturistas, etc. No sé si será una “paja mental” (como dice algún amigo ;-)  o  un “despertar de conciencia” (como dicen otros) pero la verdad es que estoy muy contento e interesado por todo este tipo de conocimiento que además me sienta bien :-)

Uno de los responsables de este “despertar” o “cambio” es el “coach” o “mentor” psicológico Héctor Sanz que empezó a ayudar a algunos amigos de Palma y al ver el cambio que daban me llevó a conocerle e interesarme por sus servicios. Estoy muy agradecido a Héctor pues me ha puesto “en materia” y me ha ayudado mucho en momentos clave en mi vida durante el año pasado. Yo no era una excepción en el recelo generalizado a los “coach” pero como en todo, los hay de muy buenos y Héctor es sin duda uno de ellos que recomiendo a cualquier persona con inquietudes de mejorar en algún aspecto de su vida.

ted

Además, estos conocimientos me han ayudado mucho a interpretar sucesos y situaciones de cada día de forma que me siento mejor conmigo mismo y con los demás. Noto que va cambiando “mi forma de ser” a mejor y también mi sensación de felicidad (recuperando la que tuve en el pasado antes de caer en un estado de estrés y ansiedad crónica)

Así que me he decidido a escribir algunos posts sobre lo que voy aprendiendo por si pueden servirle a alguien, ya que de lo que me he dado cuenta especialmente es que somos casi todos unos analfabetos en cuanto a formación emocional y transpersonal y esto parece que tiene como consecuencia que mucha gente esté malviviendo con miedos, inseguridades, preocupaciones, ansiedades, estrés, y más problemas que acaban además generando enfermedades físicas por no hablar de que son los motivos de gran parte del sufrimiento, violencia e injusticias en el mundo.

Como algunos dicen, el motivo de esto puede ser que hasta hace 20 años la ciencia (nuestro proveedor de verdades actual) no se ha dedicado a estudiar “a los sanos” mentales para poder aplicar técnicas preventivas y ha centrado todos los esfuerzos en tratar a los enfermos. Por suerte en estas últimas dos décadas y en especial en esta última existe gran número de avances y científicos que están investigando y difundiendo grandes dosis de conocimiento (en algún caso mezclando experimentos modernos con informaciones milenarias) que nos puede ayudar en gran medida a mejorar nuestra experiencia existencial.

Y es que para poder tratarnos y mejorarnos es fundamental conocernos en primer lugar.

Bueno, una vez hecha la introducción pasamos al primer tema del que me gustaría hablar:

El Consciente y Subconsciente

mente-consciente-mente-incosciente

  Sin duda el aprender que nuestra mente no es “uniforme”  y está dividida fue una de las revelaciones que aprendí el año pasado y uno de los puntos de partida para entenderme y entender muchas cosas.

Por lo visto, tal como ilustra la imagen del Iceberg, nuestra mente está dividida en dos partes principales (que a su vez se pueden subdividir pero para simplificar dejémoslo ahí), la parte consciente y la parte subconsciente.

La parte consciente es la parte que ejerce de centro de mando racional de nuestros actos, como un “sistema de control que permite la actuación e inhibición selectivas, anticipar, simular y planificar mentalmente”. También es la parte que nos permite “viajar en el tiempo” y trasladarnos al pasado o al futuro.En el cerebro está asociada al lóbulo prefrontal con la parte ejecutiva del cerebro y es la más evolucionada del ser humano.

De este modo la parte consciente es la responsable de nuestras capacidades como la planificación, la fuerza de voluntad, el pensamiento crítico, la memoria a corto plazo y las decisiones y juicios.

Mente-subconciente_thumb

La parte Subconsciente, sin embargo, es la parte “automática”, más potente y por tanto difícil de controlar.

Se ocupa principalmente de mantenernos vivos y “felices” (ojo con esto ya que dependerá de lo que nuestro subconsciente tenga programado como “felicidad”) mediante patrones que afectan a nuestros hábitos, funciones del cuerpo, memoria celular, creatividad, emociones, protección, etc.

Además, es extremadamente eficaz en su “misión” y procesa datos e información a una velocidad 200,000 veces superior al consciente. Si, has leído bien, 200,000 veces. Vamos, para frikis como yo, que el consciente es una “calculadora” al lado de un procesador “Intel i7 Quadcore” que sería el subconsciente. Para poner un ejemplo y comparativa, cuando visitamos una casa para comprar, nuestro subconsciente hace miles de cálculos en velocidad “récord” en base a la información que tenemos almacenada para determinar rápidamente si nos gusta o no. Si tuviéramos que dejar esa tarea al consciente tardaríamos semanas analizando cada detalle de la pared, puertas, calidades, suelos, distancias, alturas, habitaciones, etc.

Otro ejemplo que me gustó al darme cuenta de ello es que cuando aprendemos algo nuevo lo hacemos fijándonos de forma consciente en cada uno de los pasos y detalles para hacerlo bien. Cuando ya lo asimilamos y lo vamos practicando más y más este nuevo aprendizaje pasa al subconsciente y nos sale sólo (y si por casualidad volvemos a fijarnos y pensar de forma consciente nos sale mal de nuevo!). Como cuando un portero se lanza a parar el balón de forma inmediata sin detenerse a pensar demasiado, o un piloto de aviación de combate reacciona… Hay miles de ejemplos que nos pasan en el día a día en donde podemos fijarnos cuando interviene una u otra parte del cerebro, otro ejemplo que a mi me sucede que cuando hablo en público y uso el cerebro consciente para leer algo, fijarme en detalles (alguna persona), o pensar algo, lo hago mucho peor que cuando doy rienda suelta al subconsciente con la información que ya tiene almacenada que lo hace de forma mucho más natural.

Otra característica del subconsciente que nos trae a todos de cabeza es que no razona. Según las creencias y programación que tenga (ya hablaremos de esto en siguientes posts), puede llevarnos a hacer cosas en contra de nuestro criterio consciente y voluntad. Por ejemplo si nos ponemos muy nerviosos o estamos en estado de shock en el agua por alguna “ahogadilla”, es capaz de hacernos desmayar (y por tanto ahogarnos), o por ejemplo las frecuentes reacciones violentas exageradas ante situaciones familiares o conduciendo de las cuales nos arrepentimos enseguida…

Ah, y como no razona, tampoco podemos “hablar con él” y explicarle que no queremos reaccionar de tal manera cuando pase X cosa.

Dicho esto, tal como lo veo yo, es que la parte subconsciente es como un gran motor con una enorme potencia que generalmente apenas sabemos ni podemos controlar.

Para colmo, las últimas investigaciones, ya han revelado que el subconsciente es responsable de las decisiones más importantes de nuestra vida como a qué dedicarnos profesionalmente, qué pareja elegir, o cómo reaccionar a momentos críticos.
Estas investigaciones revelan también que podemos albergar prejuicios sin saberlo conscientemente y estos prejuicios son una de las creencias limitantes que reducen el potencial de nuestra vida.
subconsciente

 

Además, lo verdaderamente revelador para mí fue averiguar hasta que punto están descompensadas las actividades de estas dos partes en nuestra vida diaria, y es que por lo visto, entre un 90% y 95% de nuestro tiempo y actividades las hacemos con nuestro subconsciente de forma automática: Teclear, caminar, conducir (a todos nos ha pasado el famoso efecto de no saber quien ha conducido cuando nos distraemos con algo y llegamos a nuestro destino), comer, hablar, reaccionar, elegir, prestar atención, etc.

Todo un piloto automático que libera a la conciencia de “procesos” según lo que “ya conoce”.

Así que… si como yo pensabas que llevas el control de tu vida y de todas las decisiones importanes, y no entendías el porqué de ciertas actuaciones o pensamientos…  espero que con esta información entiendas que muchas de las razones de nuestros pensamientos, sentimientos y actos están en el subconsciente y hasta que punto las creencias que en el se encuentran manejan nuestro día a día y por tanto nuestra vida.

Consciente & Inconsciente

Espero os haya interesado y que sirva de base para siguientes posts, y dado que es una introducción breve y práctica, recomiendo ver estos contenidos a quien quiera profundizar.

-Libro “Biología de la creencia” de Bruce Lipton
-Artículo en Blog de Aleix Mercadé. http://transformandoelinfierno.com/2011/01/24/consciente-e-inconsciente-en-la-actualidad/
-Video sobre el cerebro inconsciente:

28 octubre 2013 / Enrique Dubois

El poder de la atención

Video de la ponencia que di en el evento TEDx en Mallorca sobre el poder de la atención, uno de los asuntos que estoy aprendiendo últimamente y que me parece de suma importancia.

Espero os guste!

24 octubre 2013 / Enrique Dubois

El Diablo está en los detalles

Me gustaría compartir contigo algunas reflexiones en torno a una de las principales e importantes lecciones aprendidas en mi experiencia como emprendedor, estoy hablando de la gestión de los dichosos – o benditos – “detalles”.

Imagen

A lo largo de mi trayectoria  la parte que más me ha interesado siempre a la hora de emprender es la fase creativa, visionaria y hasta la comercial. Me he concentrado  en identificar la necesidad de mercado y he delegado “los detalles” en los técnicos y especialistas. Como consecuencia de esto, hay veces en las que me ha ido bien y otras en las que no. Como muy bien me recuerdan mis amigos y socios “El diablo está en los detalles”.

Partamos de la premisa de que es bastante difícil que un emprendimiento nuevo tenga triunfo. Así que si quieres maximizar sus probabilidades de éxito, te aconsejo enormemente que no hagas como hice yo: No delegues “esos aburridos detalles” en otros (ya habrá tiempo de delegar cuando la cosa marche) y no dejes absolutamente nada al azar.

Date cuenta de que tu empleado o colaborador, por muy maravilloso que sea, carece de tu misma motivación e interés y por otro lado, es frecuente que también esté falto de esa visión sobre el resultado final que tú ya tienes en mente.

La gestión de “esos detalles”, que a veces tratamos como nimiedades, es en la mayoría de casos lo que determina la calidad en la ejecución. Y ahí, es donde radica, la mayor parte de veces, la diferencia entre un emprendimiento exitoso y uno mediocre.

Puede ocurrir que incluso partiendo de una idea/visión no del todo acertada pero controlando el proyecto muy de cerca, el emprendedor  ajusta la idea (iterando en jerga “emprendedora”) hasta dar con algo que funcione. Y, por otro lado, es muy frecuente ver grandes ideas que no llegan a despegar por no estar bien ejecutadas del todo.

He conocido ambos casos, tanto en carne propia como ajena y entiendo porque los inversores inteligentes invierten en los emprendedores con talento y totalmente enfocados en su proyecto.

¿Dónde se esconde el diablo?

-La marca: Asegúrate que es fácil de recordar y de pronunciar y que pega bien con el servicio o producto que estás ofreciendo. No te contentes con cualquier marca. Debe gustarte a ti y a tu público final. Por ello, cuenta con su opinión cada vez que tengas dudas. Ellos te guiarán.

-El diseño: Es fundamental transmitir bien los valores de la empresa mediante el diseño de la web, aplicación o logo. Bien lo podríamos llamar “packaging online”. Asegúrate que siempre sea estético (consulta de nuevo con tu entorno y público final) dado que un diseño poco estético transmitirá al cliente que el producto o servicio que ofreces es de poca calidad.

-La usabilidad: De nada sirve una web estética si no cumple su función. Debe estar clarísimo dónde y cómo hacer lo que tú quieras que el usuario haga: Clicar, registrarse y comprar, entre otros. De nuevo, acude a tu entorno, incluso a usuarios poco avanzados, para ver su comportamiento al ver tu página.

-El marketing: ¿Qué mensaje transmites al usuario? Escoge un mensaje global que aúne la imagen de tu negocio. No le confundas con mensajes varios y distintos y si tu mercado es local no cometas el error de emitir mensajes de marketing americano estilo  “vende motos”. Por otro lado, elige bien tus medios de difusión y asegúrate de que cada esfuerzo en marketing tenga sentido.

-Las métricas: Esto es uno de los errores más frecuentes de los emprendedores que no están lo enfocados en lo que deberían. No vale eso de que “del marketing se ocupa él”. Las métricas del modelo de negocio lo son todo, especialmente al empezar. Como emprendedor debes comprender perfectamente el flujo de datos, ratios de conversión y retención de tus clientes para ir ajustando y lograr un negocio que funcione.

-El flujo de caja: Estar encima de los números es algo obligado para un emprendimiento que comienza, eso te ayudará a no gastar en nada superfluo y saber qué inversiones puedes y no puedes hacer.

En fin, nadie dijo que fuera fácil, lo que si te aseguro es que si la visión/idea es mínimamente acertada y cuidas los detalles al máximo, es muy probable que te vaya muy bien y coseches un merecido éxito.

21 noviembre 2012 / Enrique Dubois

Infografía actividad Mola en su primer año

Infografía actividad Mola en su primer año

Hemos preparado una infografía con motivo del primer año de Mola, esperamos os guste! gracias por acompañarnos

30 septiembre 2012 / Enrique Dubois

En España, podemos.

Hoy acaba una semana movida en España, con protestas y algunos incidentes violentos en Madrid, declaraciones de independencia de algunos sectores en Cataluña, etc.

Para mi ha sido particularmente interesante ya que he hecho el ejercicio de lanzar opiniones personales en mis cuentas de Twitter y Facebook y he recibido muchas replicas que han generado en discusiones muy interesantes con colegas de opiniones diferentes. He aprendido mucho y pretendo aprender más ya que aun sigo alguna discusión.

Esto me ha impulsado a resumir muy brevemente algunos de los mensajes positivos de una charla enfocada al emprendimiento tecnológicos la que asistí en el evento Startup Spain organizado por Javier Santiso.

Imagen

Como ya dije por twitter, fue un soplo de aire fresco y motivación.

-España ha triplicado el PIB en los ultimos 25 años, algo único en la economía moderna, que solo ha hecho Corea del Sur. (Nuestro PIB per capita esta a la par que Alemania.)

-España ha creado la única empresa en Europa de la nada en los últimos 25 años en el Forbes 500, Inditex.

-Segun informe de la OCDE, España esta por encima de Inglaterra, Francia, Alemania, Israel, en cuanto a conocimientos para lanzar una Startup (aunque hay mas miedo a fracasar en parte por las trabas legales actuales)

-De la 10 startups grandes europeas, 2 son Españolas, Odigeo y Privalia, mucho mas grandes (la primera) que otras mas famosas como Spotify, Skype, etc.

-España esta internacionalizando muchas startups: Fon, Softonic, Letsbonus, Privalia, Odigeo,etc.

-España es el tercer destino en Europa en la apertura de centros de desarrollo tecnológico por parte de compañías tecnológicas internacionales por detrás de Inglaterra y Francia y por delante de Italia, Alemania, Belgica, etc.

-España tiene emprendedores transformados en inversores, como sucede en otros países. Chris Pommerening (Active), Aquilino Peña (Kibo), Mola ;)..

-En 2011 España es el 4 receptor de I+D extranjera en Europa por numero de proyectos. En España han aumentado mas que en otro país Europeo en los últimos 10 años.

-Numerosos fondos internacionales han invertido en empresas Españolas (DNCapital, Tiger, Bright Capital, Open Ocean, PeopleFund, BaldertonCapital, Index, Partech, Highland Capital Partners, Index Ventures…)

-España tiene historias de exits llamativas: BuyVIP a Amazon, Tuenti a Telefónica, Panoramio a Google, TopRural a HomeAway, etc.

Si quieres ver la charla que es muy interesante mira este video http://www.youtube.com/watch?v=3tRvfS-f8kg&feature=youtube_gdata

Además, en otros sectores como la cocina, la moda y el deporte, España está destacando en los últimos años copando primeros puestos de rankings mundiales.

La pena es que con lo sucedido esta semana, la imagen que damos en el extranjero es muy negativa y amortiza lo positivo. Pero soy optimista en nuestro medio plazo, y creo que en cuanto salgamos de esta recesión no va a haber quién nos pare.

Podemos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27 seguidores

%d personas les gusta esto: